GRAIN

“Escuchando a los agricultores y atendiendo sus necesidades específicas.” Así describe la página web de la Fundación Gates su principio rector para el trabajo en agricultura. ¿Cumple la fundación del millonario de Windows con lo que dice?


En junio de este año, la cantidad total concedida como donaciones a los proyectos alimentarios y agrícolas por la Fundación de Bill y Melinda Gates (la mayor fundación filantrópica del mundo con un fondo de gestión de 40 mil millones de dólares) sobrepasó la cantidad de 3 mil millones de dólares. De no ser nadie en la escena agrícola, en menos de una década, la Fundación Gates se ha situado como uno de los principales donantes a la investigación y desarrollo agrícola.

Evidentemente, gastar tales cantidades de dinero le da a la fundación una significativa influencia sobre las agendas de investigación y desarrollo agrícola. A medida que su presencia se extiende, también surge una importante controversia y oposición, particularmente sobre su trabajo en África. Las críticas señalan que la Fundación Gates está promoviendo e importando modelos de agricultura industrial basada en las semillas y productos químicos de alta tecnología que venden las corporaciones estadounidenses.

Estas críticas señalan que la fundación está obsesionada con el trabajo del personal científico en laboratorios centralizados que ignoran el conocimiento y la biodiversidad que el pequeño campesinado de África ha desarrollado y mantenido por generaciones. También hay denuncias que indican que la Fundación Gates está usando el dinero para imponer una agenda política en África con intervenciones directas en temas altamente controvertidos, como las leyes de semillas y los OGM (Organismos Genéticamente Modificados).

En la organización GRAIN revisamos los registros financieros de la fundación, disponibles públicamente, para comprobar si los flujos reales de dinero sustentan estas críticas. Hicimos un barrido a través de todas las donaciones para la agricultura que la Fundación Gates entregó entre 2003 y septiembre de 2014. Organizamos a los destinatarios de las donaciones en grandes grupos y construimos una base de datos que nos ha permitido sacar las siguientes conclusiones.

 

GRÁFICO 1:
La torta de los $3 mil millones de la Fundación Gates
(donaciones en agricultura, por región)

grafico 01

GRÁFICO 2:
La torta de los $3 mil millones de la Fundación Gates
(donaciones en agricultura, por tipo de organización)

grafico 02
 

LA FUNDACIÓN GATES LUCHA CONTRA EL HAMBRE EN EL SUR ENTREGÁNDOLE DINERO AL NORTE

El GRÁFICO 1 ofrece una imagen rotunda. Casi la mitad de las donaciones de la fundación para la agricultura van a cuatro grandes agrupaciones: La red internacional de investigación agrícola del CGIAR que recibe un 23%; AGRA, la Alianza para la Revolución Verde en África creada por el propio Gates, que recibe un 13%; la Fundación Africana de Tecnología Agrícola, la AATF, que recibe un 2%; y un cuarto grupo, donde encontramos a organizaciones internacionales como el Banco Mundial o agencias de las Naciones Unidas, con un 12%. La otra mitad de las donaciones de Gates, terminó en cientos de diferentes organizaciones de investigación y desarrollo de todo el mundo, pero solo un 10% a grupos de África.

Cuando analizamos las donaciones agrícolas de la Fundación a las universidades y centros nacionales de investigación en el mundo, observamos algo parecido: el 79% fue para beneficiarios de Estados Unidos y Europa y un escaso 12% para beneficiarios de África.

Pero la división Norte-Sur es aun más absurda, pues cuando lo normal es esperar que una proporción significativa del trabajo de primera línea que la Fundación financia en África fuera realizado por organizaciones con base local, observamos todo lo contrario: de los 669 millones de dólares que la Fundación Gates ha entregado a organizaciones no gubernamentales para el trabajo agrícola, tres cuartas partes han ido a parar a organizaciones con base en Estados Unidos, mientras que las ONG con base en África reciben un escaso 4%.

LA FUNDACIÓN GATES FINANCIA AL MUNDO CIENTÍFICO NO AL CAMPESINADO

Como se puede ver en el GRÁFICO 2, el mayor receptor individual de donaciones de la Fundación Gates es el CGIAR, un consorcio de 15 centros internacionales de investigación agrícola. En los años 60 y 70, estos centros eran los responsables del desarrollo y difusión del controvertido modelo agrícola de la Revolución Verde en zonas de Asia y América Latina, que se enfocó en la distribución masiva de unas pocas variedades de semillas que podían producir altos rendimientos –con la aplicación generosa de fertilizantes y pesticidas químicos. Los esfuerzos para implementar el mismo modelo en África fallaron pero ahora el dinero proveniente de la Fundación Gates le está proporcionando a estos centros de investigacion, una segunda oportunidad a su ‘revolución verde’ que solo beneficia a empresas como Monsanto o Syngenta.

También es importante entender que el apoyo de la Fundación Gates a agencias en África como AGRA y AATF está estrechamente ligado a su agenda de investigación. Estas organizaciones buscan asegurar que las tecnologías que surgirán de los laboratorios lleguen al campo. AGRA capacita a las y los agricultores en cómo usar estas tecnologías e incluso los organiza en grupos para un mejor acceso a la tecnología, pero no les en desarrollar sus propios sistemas de semillas o en hacer su propia investigación.


     Las críticas señalan que la Fundación Gates está promoviendo e importando modelos de agricultura industrial basada en las semillas y productos químicos de alta tecnología que venden las corporaciones estadounidenses.  
 

LA FUNDACIÓN GATES COMPRA INFLUENCIA POLÍTICA

¿La Fundación Gates usa su dinero para decirles a los gobiernos africanos qué deben hacer? No directamente, pero la Fundación Gates estableció la Alianza para la Revolución Verde en África (AGRA) en el año 2006 y la ha apoyado con 414 millones de dólares desde entonces. Mantiene dos asientos en el consejo de la Alianza y la describe como “la cara y voz africana de nuestro trabajo”. Y es finalmente AGRA quien ejerce un importante papel en las políticas agrarias africanas interviniendo directamente en la formulación y revisión de políticas y regulaciones agrícolas en asuntos tales como tierras y semillas. Lo hace a través de “nodos nacionales de expertos en acción política”, seleccionados por AGRA, que trabajan para propugnar cambios particulares de las políticas. Por ejemplo, en Ghana, El Nodo de Acción Política en Semillas de AGRA redactó los borradores de las revisiones de la política nacional de semillas y la presentó al gobierno. En Mozambique, el Nodo de Acción Política en Semillas de AGRA redactó los borradores de la regulación sobre protección de variedades vegetales en el año 2013 y en Tanzania revisó las políticas nacionales de semillas y presentó un estudio sobre la demanda de semillas certificadas. Es decir, regulaciones con un único objetivo: que las semillas se convierten en una mercancía en manos de las grandes corporaciones.

La Fundación de Tecnología Agrícola Africana (AATF) es otra organización apoyada por la Fundación Gates que cabalga en los territorios de la tecnología y las políticas. Maneja fondos de la Fundación Gates para “cambiar positivamente las percepciones públicas” a favor de cambios regulatorios que aumentarán la adopción de cultivos transgénicos en África.

En una línea similar, La Fundación Gates proporciona a la Universidad de Harvard fondos para promover la discusión de la biotecnología en África; a la Universidad de Michigan la apoya con una donación para establecer un centro para ayudar a los redactores de políticas a decidir cómo hacer un mejor uso de las biotecnologías; y a la Universidad de Cornell, con fondos para crear una “plataforma de comunicación agrícola” global, de manera que las personas puedan entender mejor las tecnologías agrícolas basadas en la ciencia, con AATF como socio principal.

 

Multiplicar el dinero con hamburguesas

Ya hemos visto dónde y para qué son dedicadas las ayudas de la Fundación Gates. Pero, ¿dónde invierte la Fundación su capital a la espera de buenas rentabilidades? Pues aunque en su web también podemos leer que “el acceso a alimentos diversos y nutritivos es fundamental para la buena salud”, sus inversiones relacionadas con la alimentación son casi exclusivamente para la industria de la comida rápida.

• 3,1 mil millones de dólares invertidos en compañías como Coca Cola, McDonald’s, Pepsico, Burger King y KFC.

• 1 mil millones de dólares invertidos en la cadena de supermercados más grande del mundo, Walmart, que tanto daño hace a la pequeña agricultura

• 23 millones de dólares invertidos en acciones del productor líder, a nivel mundial, de los cultivos desarrollados con ingeniería genética, Monsanto.

 

¿ESCUCHANDO AL CAMPESINADO AFRICANO?

Decíamos al principio que el principio rector de la Fundación es “Escuchando a los agricultores y atendiendo sus necesidades específicas”, pero es difícil escuchar a alguien cuando no puedes oírlos. Las y los pequeños agricultores de África no participan en los espacios donde las agendas son establecidas por las instituciones de investigación agrícola, ONGs o iniciativas como AGRA que la Fundación Gates apoya. Estos espacios están dominados por representantes de la fundación, personas de ámbito político, científico y empresarial de alto nivel.

Escuchar a alguien, si es que esto tiene alguna significancia real, debe incluir también el objetivo de aprender. Pero en ninguna parte de los programas financiados por la Fundación Gates hay indicios de que las y los pequeños agricultores de África tengan algo para enseñar, o que puedan contribuir a las agendas de investigación, desarrollo y políticas. El campesinado del continente es siempre considerado como receptor, consumidor de conocimiento y tecnología provenientes de terceros. En la práctica, el principio rector que guía a la fundación parece ser un ejercicio de comercialización para venderles sus tecnologías. En esto, y no es sorprendente, se parece mucho a Microsoft.

GRAIN quisiera agradecer a Camila Oda Montecinos por su ayuda en consolidar la base de datos y los materiales gráficos.

 

Grain

  PARA SABER MÁS

   La base de datos elaborada por GRAIN: http://www.grain.org/e/5064

   La base de datos de la propia fundación: http://bit.ly/1xshgl5

blog comments powered by Disqus

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.

Si continúas navegando, aceptas su uso. Saber más

Acepto
El sitio web de la revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas (www.soberaniaalimentaria.info) utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene un pedido de compra.

¿Cómo utiliza Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas las cookies?

Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas tan solo utilizará las cookies que nos dejes utilizar. Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de tus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en tu ordenador y podrás borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de tu navegador. Podrás encontrar más información al respecto más adelante.

1. Cookies propias

Se trata de cookies técnicas que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visitas o si se produce algún error) y que también ayudan a Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas a la localización y solución de problemas del sitio web. Las cookies técnicas son imprescindibles y estrictamente necesarias para el correcto funcionamiento de un portal web y la utilización de las diferentes opciones y servicios que ofrece. Por ejemplo, las que sirven para el mantenimiento de la sesión, la gestión del tiempo de respuesta, rendimiento o validación de opciones.

Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que navegues por el sitio.
  • Que www.soberaniaalimentaria.info recompile información sobre cómo utilizas la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre ti que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de tus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.
Si tienes dudas o quieres hacernos alguna pregunta respecto de las cookies que utilizamos, puedes remitirnos tu consulta al correo electrónico info@soberaniaalimentaria.info

2. Cookies de terceros

Existe una serie de proveedores que establecen las cookies con el fin de proporcionar determinados servicios. Podrás utilizar las herramientas de estos para restringir el uso de estas cookies. La siguiente lista muestra las cookies que se establecen en la página web www.soberaniaalimentaria.info por parte de terceros, los fines para los que se utilizan y los enlaces a páginas web donde se puede encontrar más información sobre las cookies:

·       Cookies analíticas:

Las cookies de Google Analytics se utilizan con el fin de analizar y medir cómo los visitantes usan este sitio web. La información sirve para elaborar informes que permiten mejorar este sitio. Estas cookies recopilan información en forma anónima, incluyendo el número de visitantes al sitio, cómo han llegado al mismo y las páginas que visitó mientras navegaba en nuestro sitio web.

http://www.google.com/intl/es/policies/privacy        

·       Cookies técnicas:

AddThis es una empresa tecnológica que permite a los sitios web y a sus usuarios compartir fácilmente el contenido con los demás, a través de iconos de intercambio y de los destinos de bookmarking social. Las cookies AddThis se utilizan con el fin de habilitar el contenido para ser compartido. AddThis también se utiliza para recopilar información sobre cómo se comparte contenido del sitio web. Las cookies ayudan a identificar de forma única a un usuario (aunque no de forma personal, sino en cuanto a dirección) para no repetir tareas dentro de un periodo de tiempo especificado.

http://www.addthis.com/privacy

Disqus es un servicio gratuito que permite añadir comentarios a diferentes elementos de este sitio web. Disqus guarda en cookies tu identificación anterior en este sitio web o en otro para que no sea necesario iniciar sesión cada vez que utilices el mismo navegador.

https://help.disqus.com/customer/portal/articles/466259-privacy-policy

Cómo desactivar las cookies

Para cumplir con la legislación vigente, tenemos que pedir tu permiso para gestionar cookies. En el caso de seguir navegando por nuestro sitio web sin denegar su autorización implica que aceptas su uso.

Ten en cuenta que si rechazas o borras las cookies de navegación algunas características de las páginas no estarán operativas y cada vez que vayas a navegar por nuestra web tendremos que solicitarte de nuevo tu autorización para el uso de cookies.

Puedes modificar la configuración de tu acceso a la página web. Debes saber que es posible eliminar las cookies o impedir que se registre esta información en tu equipo en cualquier momento mediante la modificación de los parámetros de configuración de tu navegador:

Configuración de cookies de Internet Explorer

Configuración de cookies de Firefox

Configuración de cookies de Google Chrome

Configuración de cookies de Safari

Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas no es titular ni patrocina los enlaces indicados anteriormente, por lo que no asume responsabilidad alguna sobre su contenido ni sobre su actualización.

El usuario puede revocar su consentimiento para el uso de cookies en su navegador a través de los siguientes enlaces:

Addthis: http://www.addthis.com/privacy/opt-out

Google Analytics: https://tools.google.com/dlpage/gaoptout?hl=None

Google, Twitter, Facebook y Disqus: A través de los ajustes de cada navegador más arriba indicados para la desactivación o eliminación de cookies.