Activista del Sindicato de Obreros del Campo – Sindicato Andaluz de Trabajadores

Mariana Cantero

(Artículo publicado en el número 464 de La Directa)

Nacido en Senegal y de familia campesina, se reivindica como hombre del campo. De hecho, conoció la ciudad a los diecisiete años, cuando se trasladó al norte del país para estudiar filología en lenguas hispanoamericanas. Trabajó como profesor en su país de origen, pero, descontento con las condiciones laborales que le ofrecía la enseñanza privada católica en Senegal, se fue a Almería, donde llegó en 2001.


Spitou Mendi SOC SAT

Spitou Mendi. Foto: La Directa

«Al ver tanta mano de obra sumisa y obediente, gente que no habla el idioma y sólo sabe decir que sí con la cabeza, me dije que había que hacer algo». Es entonces cuando, en un locutorio, vio un anuncio de una asamblea general de trabajadoras. Así conoció el Sindicato de Obreros del Campo – Sindicado Andaluz de Trabajadores/as (SOC-SAT). El año 2006, después de trabajar cinco años en el campo, asumió el cargo de portavoz territorial del sindicato. Ahora hace un año que está retirado del cargo formal, pero continúa vinculado a la organización.

Denunciáis la situación laboral de las trabajadoras del campo…

Sí, porque la situación es dramática. No tienen derechos, trabajan de sol a sol. El convenio estipula que se tienen que cobrar 46 € por ocho horas de trabajo, unas condiciones que nadie tiene. Muchas veces los patrones declaran cinco días de contrato cuando la gente trabaja treinta. Hay quien trabaja durante años y no tiene derecho a paro. La Seguridad Social lo acepta, no hay bastantes inspecciones, así que dejan a las trabajadoras en manos de los explotadores.

Normalmente se usa la figura de la persona temporera para justificar situaciones de precariedad…

Tenemos que olvidar, desterrar, el concepto de temporero. No hay temporeros. Quien trabaja nueve o diez meses no lo es. La campaña empieza en septiembre y acaba en junio, a veces empieza incluso en julio. Al final es todo el año, pero los contratos son hasta la finalización de la campaña, y esto abre la vía del despido cuando el patrón lo quiere o encuentra alguien sin papeles que cobra menos.

¿Estas prácticas son generalizadas?

Los pequeños agricultores a veces no tienen capacidad de competir con los grandes, pero, si sólo pueden pagar a dos personas trabajadoras como es debido, es lo que tendrían que hacer. Hay cooperativas con más medios, pero en general tampoco cumplen las condiciones laborales establecidas por la ley. Tienen más cuidado con la contratación y los días cotizados, pero no hay nadie que la cumpla del todo.

  Tenemos que olvidar, desterrar el concepto de temporero. No hay temporeros. Quien trabaja nueve o diez meses no lo es. La campaña empieza en septiembre y acaba en junio. A veces, empieza incluso en julio.  
 

¿Hay connivencia por parte de la administración?

Las organizaciones agrarias COAG, ASAJA y UPA hablan con subdelegación del gobierno, que los ampara y toma partido. Ya hemos denunciado esta complicidad. Pero los agricultores tienen derecho a voto, mientras que muchos de sus trabajadores no lo tienen, porque son ilegales.

El sindicato denunció los abusos sexuales a los cuales estaban sometidas un grupo de mujeres trabajadoras del campo en Huelva. ¿Esta situación se reproduce en otros lugares de Andalucía?

En Almería hay muchas mujeres trabajando al campo. Están presentes en todos los sectores de la agricultura, desde la cosecha hasta el almacenamiento. Sufren situaciones laborales de abuso, quizás en algún caso abusos sexuales, pero no tan visibles ni generalizadas como en Huelva. Allá, desde el comienzo de los llamamientos a contingentes de trabajadoras, cuando pedían polacas o chicas del Este en 2002-2003, se sabía que había algo. Cuando estos países entraron a la Unión Europea dejaron de venir estas mujeres. Entonces fueron a Marruecos a buscar gente que no hablara español, y hasta han llegado a exigir que sean madres de familia para asegurarse que volverán a su país. La realidad es que muchas no han vuelto y están en Almería ejerciendo la prostitución para enviar dinero a sus familias. Este drama que hemos denunciado es habitual en estos sectores, porque los patrones buscan gente necesitada a propósito. Por eso mismo no esperaban que se hiciera público. Ha sido muy buena noticia el coraje de estas mujeres, ha costado mucho que salga a la luz. Ahora el tema ya está en manos de los juzgados.

¿Tenéis portavoces mujeres?

¿Y esta pregunta? [risas] Tenemos mujeres muy valientes, pero en el sector donde estamos no tenemos portavoces mujeres. De hecho, no hay mucha gente que quiera ocupar estos cargos, porque hay que exponerse, hay que hacer públicas las quejas generales. Además, se tiene que viajar mucho y esto no siempre es compatible con ciertos horarios.También en Almería se tienen que tener idiomas, porque hay gente de todas partes. Hemos intentado formar a mujeres para que lleguen a ser portavoces, pero no lo hemos conseguido.

La precariedad y la alta movilidad también dificultan la lucha sindical…

Sí. De hecho, cuando empezamos con ‘papeles para todo el mundo’ el interés era general. Había más gente indocumentada en 2001-2002. Esta lucha se fue apagando. Cuando se obtienen los papeles la gente se marcha a Barcelona o Madrid para buscar un trabajo menos precario. Esto dificulta la tarea sindical, porque puedes preparar bien un cuadro sindical para el relevo y que después se vaya. En Almería la gente no se integra, se va.

¿Las reformas laborales os han afectado?

Sí. Yo creo que antes de las reformas estábamos mal, pero solían conseguirse contratos más estables. El problema es que desde hace relativamente poco el despido es mucho más económico. Las personas migradas, cuando las despiden, se van sin nada. Por eso nuestra tarea es comunicar cómo son las leyes, que las trabajadoras sepan que tienen derechos.

Mariana Cantero
La Directa

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.

Si continúas navegando, aceptas su uso. Saber más

Acepto
El sitio web de la revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas (www.soberaniaalimentaria.info) utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene un pedido de compra.

¿Cómo utiliza Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas las cookies?

Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas tan solo utilizará las cookies que nos dejes utilizar. Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de tus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en tu ordenador y podrás borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de tu navegador. Podrás encontrar más información al respecto más adelante.

1. Cookies propias

Se trata de cookies técnicas que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visitas o si se produce algún error) y que también ayudan a Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas a la localización y solución de problemas del sitio web. Las cookies técnicas son imprescindibles y estrictamente necesarias para el correcto funcionamiento de un portal web y la utilización de las diferentes opciones y servicios que ofrece. Por ejemplo, las que sirven para el mantenimiento de la sesión, la gestión del tiempo de respuesta, rendimiento o validación de opciones.

Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que navegues por el sitio.
  • Que www.soberaniaalimentaria.info recompile información sobre cómo utilizas la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre ti que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de tus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.
Si tienes dudas o quieres hacernos alguna pregunta respecto de las cookies que utilizamos, puedes remitirnos tu consulta al correo electrónico info@soberaniaalimentaria.info

2. Cookies de terceros

Existe una serie de proveedores que establecen las cookies con el fin de proporcionar determinados servicios. Podrás utilizar las herramientas de estos para restringir el uso de estas cookies. La siguiente lista muestra las cookies que se establecen en la página web www.soberaniaalimentaria.info por parte de terceros, los fines para los que se utilizan y los enlaces a páginas web donde se puede encontrar más información sobre las cookies:

·       Cookies analíticas:

Las cookies de Google Analytics se utilizan con el fin de analizar y medir cómo los visitantes usan este sitio web. La información sirve para elaborar informes que permiten mejorar este sitio. Estas cookies recopilan información en forma anónima, incluyendo el número de visitantes al sitio, cómo han llegado al mismo y las páginas que visitó mientras navegaba en nuestro sitio web.

http://www.google.com/intl/es/policies/privacy        

·       Cookies técnicas:

AddThis es una empresa tecnológica que permite a los sitios web y a sus usuarios compartir fácilmente el contenido con los demás, a través de iconos de intercambio y de los destinos de bookmarking social. Las cookies AddThis se utilizan con el fin de habilitar el contenido para ser compartido. AddThis también se utiliza para recopilar información sobre cómo se comparte contenido del sitio web. Las cookies ayudan a identificar de forma única a un usuario (aunque no de forma personal, sino en cuanto a dirección) para no repetir tareas dentro de un periodo de tiempo especificado.

http://www.addthis.com/privacy

Disqus es un servicio gratuito que permite añadir comentarios a diferentes elementos de este sitio web. Disqus guarda en cookies tu identificación anterior en este sitio web o en otro para que no sea necesario iniciar sesión cada vez que utilices el mismo navegador.

https://help.disqus.com/customer/portal/articles/466259-privacy-policy

Cómo desactivar las cookies

Para cumplir con la legislación vigente, tenemos que pedir tu permiso para gestionar cookies. En el caso de seguir navegando por nuestro sitio web sin denegar su autorización implica que aceptas su uso.

Ten en cuenta que si rechazas o borras las cookies de navegación algunas características de las páginas no estarán operativas y cada vez que vayas a navegar por nuestra web tendremos que solicitarte de nuevo tu autorización para el uso de cookies.

Puedes modificar la configuración de tu acceso a la página web. Debes saber que es posible eliminar las cookies o impedir que se registre esta información en tu equipo en cualquier momento mediante la modificación de los parámetros de configuración de tu navegador:

Configuración de cookies de Internet Explorer

Configuración de cookies de Firefox

Configuración de cookies de Google Chrome

Configuración de cookies de Safari

Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas no es titular ni patrocina los enlaces indicados anteriormente, por lo que no asume responsabilidad alguna sobre su contenido ni sobre su actualización.

El usuario puede revocar su consentimiento para el uso de cookies en su navegador a través de los siguientes enlaces:

Addthis: http://www.addthis.com/privacy/opt-out

Google Analytics: https://tools.google.com/dlpage/gaoptout?hl=None

Google, Twitter, Facebook y Disqus: A través de los ajustes de cada navegador más arriba indicados para la desactivación o eliminación de cookies.