Pol Dunyó-Ruhí

Artículo publicado originalmente en  La Conca 5.1 (català)

ruralisme pol dunyo

Foto: Pol Dunyó

Estos últimos años, más por necesidad que por azar, hemos oído mencionar una palabra que, si bien no es nueva, lo es en lo que plantea: ruralismo.

No es casualidad que aparezca en un momento en que la crisis climática amenaza de forma más evidente que nunca y cuando la separación entre los espacios rural y urbano es cada vez más acentuada. Esta dicotomía genera unos contrapesos desproporcionados que llevan a una falta de relación y respeto claros entre las dos partes (sobre todo desde los sectores urbanos hacia los rurales, muy probablemente porque son mayoría). Y supone una pérdida de los espacios agrarios y la biodiversidad, el abandono de los bosques, el aumento del riesgo de incendios, la desaparición del pequeño campesinado, el despoblamiento o la falta de capacitación en espacios rurales, en contraposición a la saturación que ofrecen las ciudades desde el punto de vista económico, ecológico, político y social.

El presente nos propone una vida acelerada y siempre dependiente de los mercados y las grandes empresas, el «crecimiento económico» y la progresiva pérdida de resiliencia que tenemos como sociedades. Los problemas en todos los ámbitos, no solo en los sectores rurales, crecen a marchas forzadas y son cada vez más evidentes (calentamiento global y contaminación, globalización, sistemas de producción de alimentos nocivos para la salud y el medio ambiente, desigualdad social y económica, dificultad de acceso a la tierra y a la vivienda digna…); pero las soluciones no van más allá de promesas políticas vacías o con muy poca capacidad de éxito, acciones puramente simbólicas o los ridículos lavados de cara (greenwashing) que hacen las grandes empresas para convencer a sus compradores que aquel producto está comprometido con la actualidad.

En ninguna parte se oye hablar en plata sobre esto, nadie expone propuestas drásticas ni eficientes en las políticas y las necesidades urgentes que la situación requiere, y se va dilatando el problema hasta que nos estalle en la cara, como tantas otras veces. El ruralismo, si bien no es la solución a todos los problemas, propone un cambio en la mentalidad y el devenir de nuestro desarrollo, desde una perspectiva no rural, sino horizontal, pero con voluntad de potenciar aquello que la ruralidad tiene para ofrecer y que se ha abandonado más por interés que por falta de funcionalidad.

La utilización del término en catalán aparece en diferentes espacios como, por ejemplo, en el lema «Ruralisme o barbàrie» de una campaña de micromecenazgo del documental El no al ós? Crònica d'un conflicte. El lema aparece simultáneamente en la publicación de Ruralidad o barbarie, de Adrián Almazán Gómez, donde se plantea tener en cuenta la realidad del mundo campesino como una buena oportunidad para la construcción de una salida civilizada y emancipadora para la vida humana en el planeta Tierra. Posteriormente (5/10/2019) el Ateneu Cooperatiu de la Catalunya Central, con la colaboración del Konvent de Cal Rosal, en el Berguedà, organiza la jornada «Ruralisme i emergència climàtica», un encuentro que pretendía presentar varias experiencias para facilitar el cambio de paradigma en las relaciones humanas y económicas, poniendo el foco en todo aquello que se pueda construir desde el territorio, rehuyendo las dinámicas capitalistas, competitivas y agresivas y a partir de los principios de la economía solidaria, la transformación social, cultural y personal. También la publicación de un artículo de Gustavo Duch en el diario Ara, hace referencia a este concepto.

Mi aportación, en este caso, más allá de intentar aplicar la praxis en mi día a día, pasa por haber «sintetizado» el concepto con el deseo de que crezca con las aportaciones que se puedan sugerir, con la clara voluntad de solidificar el concepto y que pueda pasar a formar parte del ideario colectivo. Así pues, procedamos:

El término ruralismo lo componen el adjetivo rural (del latín posclásico ruralis, que se refiere a lo relativo al campo, las sociedades humanas vinculadas, más o menos estrechamente, a la naturaleza o a los trabajos agrícolas y ganaderos) y el sufijo -ismo (del latín -ismus, que significa teoría, doctrina o corriente artística). Es importante no confundirlo con el agrarismo pues, a pesar de tener similitudes, este último hace referencia a un conjunto de ideologías y movimientos sociales rurales presentes en la Europa de los siglos xix y principios del xx, pero con continuidad ininterrumpida hasta la actualidad. Su objetivo general era la defensa de los intereses agrarios y de las poblaciones rurales.

Todavía de forma incipiente y sin consenso formal, podríamos sintetizar el concepto de ruralismo como «una exaltación de lo “rural” en la sociedad general, desde la perspectiva de sus atributos positivos, en lo referente al trato directo con la naturaleza, el respeto por el medio, la economía social, la ecología y el comercio de proximidad. Capacidades que históricamente se dan más en espacios rurales por su necesidad y posibilidad de desarrollarse». Desglosando la síntesis, podríamos extraer las ideas principales:

Ruralismo es:

    • Una actitud, no normativa ni estandarizada, que propone los beneficios de la ruralidad como una necesidad social, económica y ecológica, en el marco de la crisis climática y el desarrollo futuro de las sociedades humanas. Hace referencia a una idea o perspectiva, más que a un método o disciplina.
    • Ecología: la comprensión del papel del ser humano como un animal social que habita espacios naturales de los cuales depende y que debe respetar para asegurar su desarrollo así como el del resto de seres que lo habiten. Vivir del entorno más inmediato y de manera sostenible, manteniendo el ecosistema.
    • Soberanía alimentaria y energética en lo posible. Recuperación de los espacios agrarios y ganaderos para la obtención de alimentos sanos y frescos sin dependencia y con gestión energética ecológica del paisaje. Recuperación de los oficios y habilidades artesanas que han desaparecido o están en peligro de extinción.
    • Una idea que no implica el espacio que se habita, sino la perspectiva desde la cual se habita. No es, pues, un concepto atribuible a las sociedades rurales, o viceversa, sino a la predisposición que los habitantes de una determinada zona tienen para “ruralizarla”.
    • Sobriedad y austeridad, en los usos y la toma de decisiones. El abandono de las necesidades materiales superfluas y de la lógica abusiva del crecimiento económico indefinido.
    • Interdependencia: comprensión de las sociedades humanas como sistemas complejos que dependen unos de los otros, con horizontalidad, equilibrio y justicia social.
    • Descongestión: propiciar la forestación rural y la actividad económica y cultural en espacios rurales, así como descongestionar a la vez los centros urbanos para evitar el desgaste energético y ecológico que estos suponen, y favorecer las decisiones políticas desde una perspectiva no urbanocéntrica.
    • Reivindicación y reclamo de las raíces, la apertura, la diversidad, la radicalidad (en el sentido explícito de la palabra), la esencia y la espiritualidad.

Pol Dunyó-Ruhí

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.

Si continúas navegando, aceptas su uso. Saber más

Acepto
El sitio web de la revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas (www.soberaniaalimentaria.info) utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene un pedido de compra.

¿Cómo utiliza Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas las cookies?

Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas tan solo utilizará las cookies que nos dejes utilizar. Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de tus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en tu ordenador y podrás borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de tu navegador. Podrás encontrar más información al respecto más adelante.

1. Cookies propias

Se trata de cookies técnicas que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visitas o si se produce algún error) y que también ayudan a Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas a la localización y solución de problemas del sitio web. Las cookies técnicas son imprescindibles y estrictamente necesarias para el correcto funcionamiento de un portal web y la utilización de las diferentes opciones y servicios que ofrece. Por ejemplo, las que sirven para el mantenimiento de la sesión, la gestión del tiempo de respuesta, rendimiento o validación de opciones.

Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que navegues por el sitio.
  • Que www.soberaniaalimentaria.info recompile información sobre cómo utilizas la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre ti que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de tus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.
Si tienes dudas o quieres hacernos alguna pregunta respecto de las cookies que utilizamos, puedes remitirnos tu consulta al correo electrónico info@soberaniaalimentaria.info

2. Cookies de terceros

Existe una serie de proveedores que establecen las cookies con el fin de proporcionar determinados servicios. Podrás utilizar las herramientas de estos para restringir el uso de estas cookies. La siguiente lista muestra las cookies que se establecen en la página web www.soberaniaalimentaria.info por parte de terceros, los fines para los que se utilizan y los enlaces a páginas web donde se puede encontrar más información sobre las cookies:

·       Cookies analíticas:

Las cookies de Google Analytics se utilizan con el fin de analizar y medir cómo los visitantes usan este sitio web. La información sirve para elaborar informes que permiten mejorar este sitio. Estas cookies recopilan información en forma anónima, incluyendo el número de visitantes al sitio, cómo han llegado al mismo y las páginas que visitó mientras navegaba en nuestro sitio web.

http://www.google.com/intl/es/policies/privacy        

·       Cookies técnicas:

AddThis es una empresa tecnológica que permite a los sitios web y a sus usuarios compartir fácilmente el contenido con los demás, a través de iconos de intercambio y de los destinos de bookmarking social. Las cookies AddThis se utilizan con el fin de habilitar el contenido para ser compartido. AddThis también se utiliza para recopilar información sobre cómo se comparte contenido del sitio web. Las cookies ayudan a identificar de forma única a un usuario (aunque no de forma personal, sino en cuanto a dirección) para no repetir tareas dentro de un periodo de tiempo especificado.

http://www.addthis.com/privacy

Disqus es un servicio gratuito que permite añadir comentarios a diferentes elementos de este sitio web. Disqus guarda en cookies tu identificación anterior en este sitio web o en otro para que no sea necesario iniciar sesión cada vez que utilices el mismo navegador.

https://help.disqus.com/customer/portal/articles/466259-privacy-policy

Cómo desactivar las cookies

Para cumplir con la legislación vigente, tenemos que pedir tu permiso para gestionar cookies. En el caso de seguir navegando por nuestro sitio web sin denegar su autorización implica que aceptas su uso.

Ten en cuenta que si rechazas o borras las cookies de navegación algunas características de las páginas no estarán operativas y cada vez que vayas a navegar por nuestra web tendremos que solicitarte de nuevo tu autorización para el uso de cookies.

Puedes modificar la configuración de tu acceso a la página web. Debes saber que es posible eliminar las cookies o impedir que se registre esta información en tu equipo en cualquier momento mediante la modificación de los parámetros de configuración de tu navegador:

Configuración de cookies de Internet Explorer

Configuración de cookies de Firefox

Configuración de cookies de Google Chrome

Configuración de cookies de Safari

Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas no es titular ni patrocina los enlaces indicados anteriormente, por lo que no asume responsabilidad alguna sobre su contenido ni sobre su actualización.

El usuario puede revocar su consentimiento para el uso de cookies en su navegador a través de los siguientes enlaces:

Addthis: http://www.addthis.com/privacy/opt-out

Google Analytics: https://tools.google.com/dlpage/gaoptout?hl=None

Google, Twitter, Facebook y Disqus: A través de los ajustes de cada navegador más arriba indicados para la desactivación o eliminación de cookies.