Entrevista a Silvia Pérez-Vitoria

Patricia DOPAZO y Gustavo DUCH

Silvia Pérez-Vitoria es socioeconomista y lleva mucho tiempo investigando sobre el campesinado, sus formas de supervivencia y las luchas campesinas que se están dando en muchas partes del mundo, lo que representan y, especialmente, cómo se podría pensar una sociedad a partir del campesinado. Visita frecuentemente Andalucía y la encontramos entre las personas asistentes al II Foro Pueblos en Movimiento, en Benalauría, Málaga, donde conversamos con ella.

 

Conoces bien el contexto rural andaluz, ¿dónde estamos ahora?, ¿qué es el campesinado desde esta realidad?

El campesinado está formado por hombres y mujeres con un arraigo en el territorio, que tienen unos conocimientos específicos, unas formas de trabajar y unas características, en general, que no se dan en la agricultura industrial, por ejemplo el apoyo mutuo. Son quienes saben utilizar los bienes naturales con mayor inteligencia y tienen un conocimiento muy importante del lugar en el que viven. Muchas de estas características se comparten a escala mundial y los diferencia completamente de lo que es la agricultura industrial, que precisamente los menosprecia, no reconoce sus conocimientos y los reemplaza por otros: el mercado, la industria, las finanzas. Yo creo que todas estas características se dan en Andalucía. Aquí existe un campesinado fuerte queha sufrido muchos percances; el primero para mí fue el franquismo y a continuación, la revolución verde, la destrucción del medio ambiente y de sus conocimientos. Lo más interesante es que desde los años noventa se está recuperando una dignidad del campesinado que reivindica ser campesino en vez de industrializarse, ser cada vez más grande y competir. Proponen seguir en su territorio y crear una economía cada vez más local. Hay muchos jóvenes que quieren impulsar esta propuesta. Es una dinámica muy interesante y es justo lo que vemos en este foro.

A pesar de ese resurgimiento, el campesinado sigue estando en una situación de desventaja en el contexto neoliberal actual, ¿cuáles son las luchas comunes del campesinado a escala mundial?

La más antigua es la lucha por la tierra y ahí sí que hay un peligro muy importante; por un lado, porque cada vez hay menos tierra agrícola, la que hay la industrialización la ha destrozado y hay que recuperar su riqueza. Por otro lado, en todo el mundo se está utilizando la tierra para practicar el extractivismo y, además, en todas partes hay capitales que tratan de comprar tierra y lo que es curioso es que lo que quieren es tierra campesina porque saben que es la única que tiene valor. Eso supone que sean expulsados de ella y ahí se producen movilizaciones muy importantes. Después existe otra lucha fundamental, la de recuperar sus conocimientos. Iniciativas como «Campesino a campesino», en América Latina, o las escuelas de agroecología recuperan un conocimiento que ahora incluso los institutos de investigación reconocen que tiene valor e importancia y tratan de mercantilizarlo. Otra de las luchas actuales es contra esa mercantilización. Hay luchas también contra la liberalización del mercado, a favor de relocalizar la agricultura y la comercialización y por la soberanía alimentaria, que es el derecho a que los pueblos puedan producir sus propios alimentos. Esta lucha es clave porque, generalmente, todos los Estados consideran que la riqueza es el intercambio comercial internacional, y desde el punto de vista de la alimentación se ven muy claramente los aspectos negativos del sistema liberal. Estas son algunas de las luchas, pero hay muchas más.

Conoces muy bien el movimiento de la Vía Campesina y la capacidad del campesinado para unirse y plantar cara a ese sistema liberal, ¿qué te parece una iniciativa como este Foro donde el elemento de unión no es solo el campesinado, sino también la puesta en común y la creación de redes entre los pueblos pequeños de Andalucía para hacer frente a las consecuencias del sistema?

Yo considero que no se podrá tener vida en los pueblos si no se da la prioridad a la agricultura y al campesinado, porque si no, podremos tener cada vez más pueblos turísticos o de servicios, pero sin conexión con el entorno. Yo vengo de Francia donde ahora está la lucha de los chalecos amarillos y ahí no están los campesinos, ¿por qué no están? Porque las reivindicaciones de ese movimiento tienen muy poco que ver con el territorio. Hay gente que vive en el campo como viviría en la ciudad, entoncesahí no hay alternativa, no hay cambio, la verdadera alternativa solo se puede pensar partiendo de la centralidad del campesinado. No significa que todo el mundo sea campesino, sino que se piense desde ahí. Hay muchos ejemplos en los que se han construido alternativas sociales fuertes desde la agricultura. A lo mejor me equivoco, pero para mí esto es fundamental.

Ya que has mencionado la situación de tu país, ¿cómo ves y en qué grado te preocupa que tanto aquí como en Francia estemos viendo el auge del fascismo y que a veces se acuse al medio rural de ser parte de los motivos de este auge?

Históricamente el fascismo no tiene base rural; ha nacido en las ciudades. El hecho de que actualmente pueda tener una base rural es parte del proceso de destrucción del campesinado, con gente desubicada que ha perdido el sentido de lo colectivo y de la fuerza que puede tener. A menudo, se trata de gente empobrecida, en situaciones complicadas donde no ven una salida. Yo creo que la gente también tiene mucho miedo: se manifiesta contra los extranjeros, pero tiene miedo de la globalización que nadie controla, de no saber lo que viene ni cómo poder actuar sobre ello.

Se habló mucho del apoyo que tuvo la extrema derecha en el medio rural francés, ¿a qué respondió este apoyo?

En algunas zonas de Francia, la extrema derecha ha encontrado base en el campo más que nada porque ha tenido la inteligencia de dirigirse al campesinado. El problema que hay es que ningún Estado en el mundo considera al campesinado como una fuerza, como un actor, y es ignorado cuando debería tener un protagonismo. El programa de la extrema derecha en Francia favorece al pequeño campesinado: acciones contra la liberalización, relocalización de la economía... Es oportunismo, ya se sabe, pero van a la gente del campo y, claro, la gente del campo responde. Por eso hago una crítica muy fuerte a los llamados progresistas, que siempre han considerado que el campesinado era reaccionario o que no había que contar con él, cuando en la historia del mundo, en todas las luchas emancipatorias, el campesinado ha estado ahí y siempre ha sido engañado. Eso debe señalarse, reconocerse y cambiarse.

Con la experiencia de la extrema derecha en Francia, ¿qué aprendizajes podrías transmitirnos a quienes trabajamos por un mundo rural vivo y por la soberanía alimentaria?

Para mí el campesinado es una fuerza alternativa fuerte, si se reconoce eso y se le da la opción de expresarse y tener un papel importante, se acaba con la posibilidad de que la extrema derecha tenga una base rural, estoy segura de eso.

 Fundacion Rosa Luxemburgo
Gustavo Duch y Patricia Dopazo
Revista SABC

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.

Si continúas navegando, aceptas su uso. Saber más

Acepto
El sitio web de la revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas (www.soberaniaalimentaria.info) utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene un pedido de compra.

¿Cómo utiliza Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas las cookies?

Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas tan solo utilizará las cookies que nos dejes utilizar. Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de tus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en tu ordenador y podrás borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de tu navegador. Podrás encontrar más información al respecto más adelante.

1. Cookies propias

Se trata de cookies técnicas que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visitas o si se produce algún error) y que también ayudan a Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas a la localización y solución de problemas del sitio web. Las cookies técnicas son imprescindibles y estrictamente necesarias para el correcto funcionamiento de un portal web y la utilización de las diferentes opciones y servicios que ofrece. Por ejemplo, las que sirven para el mantenimiento de la sesión, la gestión del tiempo de respuesta, rendimiento o validación de opciones.

Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que navegues por el sitio.
  • Que www.soberaniaalimentaria.info recompile información sobre cómo utilizas la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre ti que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de tus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.
Si tienes dudas o quieres hacernos alguna pregunta respecto de las cookies que utilizamos, puedes remitirnos tu consulta al correo electrónico info@soberaniaalimentaria.info

2. Cookies de terceros

Existe una serie de proveedores que establecen las cookies con el fin de proporcionar determinados servicios. Podrás utilizar las herramientas de estos para restringir el uso de estas cookies. La siguiente lista muestra las cookies que se establecen en la página web www.soberaniaalimentaria.info por parte de terceros, los fines para los que se utilizan y los enlaces a páginas web donde se puede encontrar más información sobre las cookies:

·       Cookies analíticas:

Las cookies de Google Analytics se utilizan con el fin de analizar y medir cómo los visitantes usan este sitio web. La información sirve para elaborar informes que permiten mejorar este sitio. Estas cookies recopilan información en forma anónima, incluyendo el número de visitantes al sitio, cómo han llegado al mismo y las páginas que visitó mientras navegaba en nuestro sitio web.

http://www.google.com/intl/es/policies/privacy        

·       Cookies técnicas:

AddThis es una empresa tecnológica que permite a los sitios web y a sus usuarios compartir fácilmente el contenido con los demás, a través de iconos de intercambio y de los destinos de bookmarking social. Las cookies AddThis se utilizan con el fin de habilitar el contenido para ser compartido. AddThis también se utiliza para recopilar información sobre cómo se comparte contenido del sitio web. Las cookies ayudan a identificar de forma única a un usuario (aunque no de forma personal, sino en cuanto a dirección) para no repetir tareas dentro de un periodo de tiempo especificado.

http://www.addthis.com/privacy

Disqus es un servicio gratuito que permite añadir comentarios a diferentes elementos de este sitio web. Disqus guarda en cookies tu identificación anterior en este sitio web o en otro para que no sea necesario iniciar sesión cada vez que utilices el mismo navegador.

https://help.disqus.com/customer/portal/articles/466259-privacy-policy

Cómo desactivar las cookies

Para cumplir con la legislación vigente, tenemos que pedir tu permiso para gestionar cookies. En el caso de seguir navegando por nuestro sitio web sin denegar su autorización implica que aceptas su uso.

Ten en cuenta que si rechazas o borras las cookies de navegación algunas características de las páginas no estarán operativas y cada vez que vayas a navegar por nuestra web tendremos que solicitarte de nuevo tu autorización para el uso de cookies.

Puedes modificar la configuración de tu acceso a la página web. Debes saber que es posible eliminar las cookies o impedir que se registre esta información en tu equipo en cualquier momento mediante la modificación de los parámetros de configuración de tu navegador:

Configuración de cookies de Internet Explorer

Configuración de cookies de Firefox

Configuración de cookies de Google Chrome

Configuración de cookies de Safari

Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas no es titular ni patrocina los enlaces indicados anteriormente, por lo que no asume responsabilidad alguna sobre su contenido ni sobre su actualización.

El usuario puede revocar su consentimiento para el uso de cookies en su navegador a través de los siguientes enlaces:

Addthis: http://www.addthis.com/privacy/opt-out

Google Analytics: https://tools.google.com/dlpage/gaoptout?hl=None

Google, Twitter, Facebook y Disqus: A través de los ajustes de cada navegador más arriba indicados para la desactivación o eliminación de cookies.