26 familia Orozco

La familia Orozco a la entrada del pueblo. Foto: Javier González.

La familia Orozco se compone de cinco miembros: Cruz Elisa, su marido Rigoberto, dos niñas, de 20 y 21 y un niño de 13 años. Vivían en Antioquia (Colombia), en la zona rural. Allí Cruz se desempeñaba como líder campesina y defensora de los derechos humanos. «La situación en Colombia es una situación de guerra», explica. «un conflicto interno de décadas que ahora finalmente ha firmado un acuerdo de paz con las FARC, aunque quedan otros actores. Especialmente en la parte rural este conflicto se intensificaba más, es allí donde estaban los grupos enfrentados. Las comunidades asentadas en los bosques éramos escudos humanos de todos los actores, teníamos que salir en defensa de la población. A raíz de todo este trabajo de defensa y denuncia de los atropellos a los derechos, fuimos amenazados... algunos líderes murieron y yo logré escapar con vida después de un atentado y varias amenazas».

 

   Si uno busca lo que es su esencia, el camino va a ser más liviano.   
 

La Constitución de Colombia llama al Estado a proteger a quienes defienden los derechos humanos, y a Cruz y a su familia les protegieron durante 24 meses pero en condiciones que, según ella, eran inhumanas. Les trasladaron del campo a habitaciones de hotel y después a refugios, esperando alguna situación definitiva que, como no se daba, hizo que tomaran una decisión que habían rechazado durante mucho tiempo: salir del país. Era 2013. Gestionaron los trámites con Amnistía Internacional con el programa de protección a defensores de derechos humanos que consiste, según explica Cruz, en un intercambio: «Nos traen con la familia y yo doy coloquios y charlas en universidades y otros lugares durante un año, terminado ese año empezamos a activar una vida normal en el contexto de acá».

Al principio vivieron en Valencia, pero siempre habían tenido claro que su objetivo era vivir en el campo. «Buscábamos un entorno rural por todos los beneficios que tiene, por la amplitud que da para formar a los hijos y para poder suplir muchas necesidades básicas como la alimentación, el bienestar, un ambiente sano... y al ser campesinos pensamos que teníamos más posibilidades de encontrar empleo en un sector que conocíamos. Si uno busca lo que es su esencia, el camino va a ser más liviano». Uno de los recorridos que hizo Cruz dando charlas la llevó a la provincia de Salamanca, un entorno que le pareció similar a su tierra de Colombia. Al llegar a casa se lo contó a Rigoberto y se dieron cuenta de que el proyecto Nuevos Senderos, de CEPAIM, del que habían oído hablar, también estaba en Salamanca. Miraron las posibilidades que había de irse allí y al poco tiempo llegaron a San Felices de los Gallegos, un pueblo de 470 habitantes no permanentes, donde viven desde 2014.

«Como llegamos en época de recoger oliva, las dos niñas, mi esposo y yo trabajamos en eso y de ahí a él empezaron a llamarle para algunos trabajos puntuales». Por entonces salió a licitación pública la administración del Castillo de San Felices y del Museo de la Cantería, Cruz se presentó, le adjudicaron la concesión y ya lleva casi dos años atendiendo estos dos museos. Para su marido las cosas no fueron tan fáciles, la gente no le contrataba mucho y tardaron un tiempo en entender por qué. «Aquí la gente tiene su parcela, la trabaja y solo esporádicamente necesita algún trabajador, pero tampoco cogen a personas que no estén aseguradas, así que nos arriesgamos un poco y todos nos dimos de alta en la seguridad social. De esa manera, mi esposo ha estado trabajando constantemente en labores del campo». La familia ha accedido a terrenos gratuitos cedidos y tienen huerto, cerdos, gallinas, cabras... Esto, cuenta Cruz, les ayuda mucho a la seguridad alimentaria y les permite llevar un ritmo de vida parecido al que llevaban en Colombia.

ACOGIDA EN LA ZONA RURAL

Cruz afirma convencida que la acogida en el pueblo fue muy buena. «Cuando uno va a llegar al territorio, tiene que tener muy claro que es él quien llega al territorio y es quien va a tener que adaptarse. El territorio es como es y ha estado ahí siempre... Si uno acepta al territorio, el territorio le acepta a uno, hay que estar abierto. Nosotros pensamos que en la ruralidad hay una calidad humana, una dulzura similar a la de nuestro lugar de origen. A cualquier parte del mundo donde llegues, la gente rural siempre es muy solidaria y le da a uno una buena acogida. Y aquí fue así».

En San Felices se acercan mucho a la ruralidad que tenían allí en lo referente a autosuficiencia, gracias a las personas del pueblo han aprendido, por ejemplo, a hacer jamón. Rigoberto y una de las hijas se encargan del huerto, y con los animales se reparten las responsabilidades. «Nos ofertaron olivares abandonados y los recuperamos, ya hemos cogido oliva y tenemos aceite para todo el año. Hemos tenido que aprender de nuevo a cultivar lo que cultivábamos en Colombia, porque las estaciones son diferentes, aquí hay más días de luz. Ver un rebaño de ovejas y el pastor ha sido muy lindo para nosotros... nosotros no aprovechamos la leche de oveja. Es un aprendizaje maravilloso». Para Cruz el valor agregado que da el sector rural es tener autonomía alimentaria, «cuando perdemos el contacto con la tierra somos menos libres, perdemos el horizonte de que tenemos que coexistir, perdemos el vínculo naturaleza-ser humano».

Cruz apuesta a que, si en Colombia existieran las subvenciones que existen aquí, al menos el 60 % de la población colombiana que está en las grandes ciudades volvería al campo, porque Colombia es un territorio rural. «La ruralidad es un estilo de vida que hay que conocer, significa trabajar con tus manos, hacerle frente al día a día... si tienes el sentido de querer ser parte de la ruralidad, eres feliz. No hay que idealizarla, es así. Hay que respetar sus ciclos. Cuando se vende la idea de repoblar, hay que hacer un trabajo importante. Hay que empezar por quienes en algún momento han pertenecido a la ruralidad y a los pueblos».

A pesar de todo lo que dejaron atrás en Colombia y la manera en que salieron de allí, aquí, dice, están logrando ser felices. «Lo siguiente que nos gustaría es vivir fuera del pueblo, con la finca más cerca. Queremos vivir en una casa campesina, tanto los niños como nosotros, pero paso a paso, el camino recorrido ha sido pausado y ha sido necesario vivirlo».

Revista SABC

blog comments powered by Disqus

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.

Si continúas navegando, aceptas su uso. Saber más

Acepto
El sitio web de la revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas (www.soberaniaalimentaria.info) utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene un pedido de compra.

¿Cómo utiliza Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas las cookies?

Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas tan solo utilizará las cookies que nos dejes utilizar. Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de tus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en tu ordenador y podrás borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de tu navegador. Podrás encontrar más información al respecto más adelante.

1. Cookies propias

Se trata de cookies técnicas que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visitas o si se produce algún error) y que también ayudan a Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas a la localización y solución de problemas del sitio web. Las cookies técnicas son imprescindibles y estrictamente necesarias para el correcto funcionamiento de un portal web y la utilización de las diferentes opciones y servicios que ofrece. Por ejemplo, las que sirven para el mantenimiento de la sesión, la gestión del tiempo de respuesta, rendimiento o validación de opciones.

Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que navegues por el sitio.
  • Que www.soberaniaalimentaria.info recompile información sobre cómo utilizas la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre ti que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de tus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.
Si tienes dudas o quieres hacernos alguna pregunta respecto de las cookies que utilizamos, puedes remitirnos tu consulta al correo electrónico info@soberaniaalimentaria.info

2. Cookies de terceros

Existe una serie de proveedores que establecen las cookies con el fin de proporcionar determinados servicios. Podrás utilizar las herramientas de estos para restringir el uso de estas cookies. La siguiente lista muestra las cookies que se establecen en la página web www.soberaniaalimentaria.info por parte de terceros, los fines para los que se utilizan y los enlaces a páginas web donde se puede encontrar más información sobre las cookies:

·       Cookies analíticas:

Las cookies de Google Analytics se utilizan con el fin de analizar y medir cómo los visitantes usan este sitio web. La información sirve para elaborar informes que permiten mejorar este sitio. Estas cookies recopilan información en forma anónima, incluyendo el número de visitantes al sitio, cómo han llegado al mismo y las páginas que visitó mientras navegaba en nuestro sitio web.

http://www.google.com/intl/es/policies/privacy        

·       Cookies técnicas:

AddThis es una empresa tecnológica que permite a los sitios web y a sus usuarios compartir fácilmente el contenido con los demás, a través de iconos de intercambio y de los destinos de bookmarking social. Las cookies AddThis se utilizan con el fin de habilitar el contenido para ser compartido. AddThis también se utiliza para recopilar información sobre cómo se comparte contenido del sitio web. Las cookies ayudan a identificar de forma única a un usuario (aunque no de forma personal, sino en cuanto a dirección) para no repetir tareas dentro de un periodo de tiempo especificado.

http://www.addthis.com/privacy

Disqus es un servicio gratuito que permite añadir comentarios a diferentes elementos de este sitio web. Disqus guarda en cookies tu identificación anterior en este sitio web o en otro para que no sea necesario iniciar sesión cada vez que utilices el mismo navegador.

https://help.disqus.com/customer/portal/articles/466259-privacy-policy

Cómo desactivar las cookies

Para cumplir con la legislación vigente, tenemos que pedir tu permiso para gestionar cookies. En el caso de seguir navegando por nuestro sitio web sin denegar su autorización implica que aceptas su uso.

Ten en cuenta que si rechazas o borras las cookies de navegación algunas características de las páginas no estarán operativas y cada vez que vayas a navegar por nuestra web tendremos que solicitarte de nuevo tu autorización para el uso de cookies.

Puedes modificar la configuración de tu acceso a la página web. Debes saber que es posible eliminar las cookies o impedir que se registre esta información en tu equipo en cualquier momento mediante la modificación de los parámetros de configuración de tu navegador:

Configuración de cookies de Internet Explorer

Configuración de cookies de Firefox

Configuración de cookies de Google Chrome

Configuración de cookies de Safari

Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas no es titular ni patrocina los enlaces indicados anteriormente, por lo que no asume responsabilidad alguna sobre su contenido ni sobre su actualización.

El usuario puede revocar su consentimiento para el uso de cookies en su navegador a través de los siguientes enlaces:

Addthis: http://www.addthis.com/privacy/opt-out

Google Analytics: https://tools.google.com/dlpage/gaoptout?hl=None

Google, Twitter, Facebook y Disqus: A través de los ajustes de cada navegador más arriba indicados para la desactivación o eliminación de cookies.