Una entrevista a Fran G. Quiroga

Gustavo Duch 

Con tantísimos eucaliptos, los campanarios de los pueblos, entre ellos, ya no se ven. Toda Galicia es un monocultivo de eucaliptos. Casas metidas en los montes y montes metidos en las casas.

 

Este es uno de los factores clave que, a juicio de Fran G. Quiroga, «investigador del monte», están detrás de la repetición y gravedad de tantos incendios en su tierra. Pero hay otros —me explica en una reciente comida en Barcelona— y tienen que ver con el cambio climático, con el despoblamiento y con los conflictos por los diferentes usos de la tierra, bien para pastos y ganadería, bien para uso forestal. Pero lo que está claro —insiste Fran— es que «lo de los pirómanos o el terrorismo incendiario es una fantasía de los gobiernos del Partido Popular». Mientras tanto, como si hubiera meigas, que las hay, en el restaurante suena de fondo el «Todo es mentira» de Manu Chao.

 

   Los incendios han sido provocados por la pérdida del sentimiento de lo común y del apego al monte.   
 

Para Fran hay una única realidad central que engloba todos los factores anteriores: «Los incendios han sido provocados por la pérdida del sentimiento de lo común y del apego al monte. De hecho, algunas de las medidas del actual gobierno han consistido en eliminar propuestas que venían a potenciar la gestión colectiva de los montes y poner todas las trabas posibles para su viabilidad».

Efectivamente, en los años del franquismo, ni tan lejanos ni tan pasados como pensábamos, se combinó un mantra televisivo-folclórico para desprestigiar lo rural y campesino junto a unas políticas forestales que permitieron al Estado apropiarse de los recursos naturales de los pueblos. Como recuerda Fran, se trata del concepto de «acumulación por desposesión», del geógrafo David Harvey. Se trataba de desprestigiar lo común como una fórmula para acabar con formas de vida emancipadas y autónomas.

En Galicia, las políticas forestales que lo facilitaron consistieron en reducir el monte a un espacio meramente productivista de pinos y eucaliptos. Como detalla Fran, «convertir el monte en un monocultivo afectó a toda una cosmovisión que orbita en torno a un espacio privado, la casa con su finca anexa, y un espacio amplio y colectivo básico para garantizar esa parcela privada. Es el común, donde se encuentra la madera, el alimento para el ganado, la cría del porco celta o el caballo salvaje, la recolección de frutos, setas, miel, etc. Al no querer entender estos vínculos casa-monte, o precisamente por entenderlos, lo que se provocó fue la pérdida de soberanía o autonomía que tenían estos pueblos y territorios, generando las conocidas oleadas de migrantes».

Aun así, el franquismo no pudo acabar con el monte vecinal y casi el 30 % del territorio gallego sigue estando en «mano común». Ana Cabana, autora de La Derrota de lo Épico —me ilustra Fran— explica muy bien cómo buena parte de estos montes se mantuvo gracias a procesos de microrresistencias silentes lideradas por mujeres que con falsa inocencia o pasividad consecuente supieron acogerse al discurso nacionalcatólico de «las virtudes de las mujeres» como estrategia para exigir el mantenimiento del comunal como sustento fundamental para las familias.

 

montenoso2

Fotos cedidas por Fran G. Quiroga, de Montenoso

montenoso1

 

 

   La mayoría de nosotros no sabemos dónde tenemos el monte.   
 

Pero, en la actualidad, la realidad de estos montes vecinales se ve muy afectada por el despoblamiento del que hablábamos antes. Muchas comunidades no pueden gestionar el monte y prefieren firmar convenios con una empresa privada o consorcios con la propia administración pública a cambio de recibir un porcentaje económico de su aprovechamiento. Finalmente, lo que tenemos —explica Fran— es una desconexión entre sociedad y monte muy grave: «La mayoría de nosotros no sabemos dónde tenemos el monte. Hemos de asumir nuestra parte de corresponsabilidad, aunque esta, lógicamente, es desigual entre ciudadanía y administración».

En esta situación hay que poner en valor la existencia de muchas iniciativas para recuperar la gestión comunal de los montes. Fran participa en el colectivo Montenoso, un proyecto colaborativo que visibiliza y dinamiza las comunidades de montes vecinales en mano común y fomenta la (re)apropiación de estos montes por parte de los vecinos. De las muchas iniciativas que han surgido para recuperar la gestión autónoma y multifuncional del monte, nos destaca el caso de Monte do Carvallo, en Friol: «Tienen para setas, recogen miel, tienen un sistema para el porco celta, pero además de la parte productiva, han sabido recuperar y dar valor también a la parte reproductiva, recuperando las relaciones comunitarias».

 

   En ausencia del Estado se están articulando procesos muy interesantes en defensa de los comunales.   
 

Porque si los incendios se propagan por la falta de gente apegada y conocedora de los montes, los aprendizajes de volver a vivir en común son los que, a juicio de Fran, permitieron apagar los incendios, en un ejercicio de autoorganización: «Los incendios los apagó la gente. En ausencia del Estado se están articulando procesos muy interesantes en defensa de los comunales: redes de información, autoorganización de las catástrofes o formas de vida en relación con el monte; procesos necesarios para entender nuestra interdependencia con el monte».

 

   Al final, es matemático, cuando el monte está cuidado no hay incendios.   
 

Ya casi a punto de despedirnos, mientras bajamos por la Vía Laietana e instintivamente aceleramos el paso al mostrarle la ahora famosa comisaria de policía, Fran sintetiza sobre las tareas pendientes: «Al final, es matemático, cuando el monte está cuidado no hay incendios». Fran apela a las administraciones para que se centren en desarrollar políticas en defensa de los montes comunales y de su gestión vecinal. El monte debe recuperar su capacidad multifuncional y, respecto asus funciones forestales, debe articularse en torno a muchos usos, pero también ampliando el número de empresas y cooperativas partícipes en este sector, acabando con el actual monopolio de Ence.

De hecho, si no es así, Fran lanza una advertencia: «La visión ‘extractivista’ de este capitalismo neoliberal no tiene fin. Además de la celulosa, la nueva tentación son los recursos minerales, lo cual abre otro foco en cuanto a las causas de los fuegos. Un territorio después de los incendios ha perdido parte de sus recursos paisajísticos y agroforestales y es un terreno donde se podrán justificar inversiones para las prácticas mineras».

Espero que no sea así porque en mi imaginación he visto a un abuelo asomado a la ventana de su casa. Primero recordaba que se le mostraba enfrente un mosaico de parcelas de colores, luego todo tenía un monótono color verde eucalipto y ahora el retrato es un gran agujero en blanco y negro.

 


Esperamos que este artículo te haya resultado interesante. Agradecemos tu apoyo

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.

Si continúas navegando, aceptas su uso. Saber más

Acepto
El sitio web de la revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas (www.soberaniaalimentaria.info) utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene un pedido de compra.

¿Cómo utiliza Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas las cookies?

Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas tan solo utilizará las cookies que nos dejes utilizar. Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de tus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en tu ordenador y podrás borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de tu navegador. Podrás encontrar más información al respecto más adelante.

1. Cookies propias

Se trata de cookies técnicas que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visitas o si se produce algún error) y que también ayudan a Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas a la localización y solución de problemas del sitio web. Las cookies técnicas son imprescindibles y estrictamente necesarias para el correcto funcionamiento de un portal web y la utilización de las diferentes opciones y servicios que ofrece. Por ejemplo, las que sirven para el mantenimiento de la sesión, la gestión del tiempo de respuesta, rendimiento o validación de opciones.

Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que navegues por el sitio.
  • Que www.soberaniaalimentaria.info recompile información sobre cómo utilizas la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre ti que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de tus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.
Si tienes dudas o quieres hacernos alguna pregunta respecto de las cookies que utilizamos, puedes remitirnos tu consulta al correo electrónico info@soberaniaalimentaria.info

2. Cookies de terceros

Existe una serie de proveedores que establecen las cookies con el fin de proporcionar determinados servicios. Podrás utilizar las herramientas de estos para restringir el uso de estas cookies. La siguiente lista muestra las cookies que se establecen en la página web www.soberaniaalimentaria.info por parte de terceros, los fines para los que se utilizan y los enlaces a páginas web donde se puede encontrar más información sobre las cookies:

·       Cookies analíticas:

Las cookies de Google Analytics se utilizan con el fin de analizar y medir cómo los visitantes usan este sitio web. La información sirve para elaborar informes que permiten mejorar este sitio. Estas cookies recopilan información en forma anónima, incluyendo el número de visitantes al sitio, cómo han llegado al mismo y las páginas que visitó mientras navegaba en nuestro sitio web.

http://www.google.com/intl/es/policies/privacy        

·       Cookies técnicas:

AddThis es una empresa tecnológica que permite a los sitios web y a sus usuarios compartir fácilmente el contenido con los demás, a través de iconos de intercambio y de los destinos de bookmarking social. Las cookies AddThis se utilizan con el fin de habilitar el contenido para ser compartido. AddThis también se utiliza para recopilar información sobre cómo se comparte contenido del sitio web. Las cookies ayudan a identificar de forma única a un usuario (aunque no de forma personal, sino en cuanto a dirección) para no repetir tareas dentro de un periodo de tiempo especificado.

http://www.addthis.com/privacy

Disqus es un servicio gratuito que permite añadir comentarios a diferentes elementos de este sitio web. Disqus guarda en cookies tu identificación anterior en este sitio web o en otro para que no sea necesario iniciar sesión cada vez que utilices el mismo navegador.

https://help.disqus.com/customer/portal/articles/466259-privacy-policy

Cómo desactivar las cookies

Para cumplir con la legislación vigente, tenemos que pedir tu permiso para gestionar cookies. En el caso de seguir navegando por nuestro sitio web sin denegar su autorización implica que aceptas su uso.

Ten en cuenta que si rechazas o borras las cookies de navegación algunas características de las páginas no estarán operativas y cada vez que vayas a navegar por nuestra web tendremos que solicitarte de nuevo tu autorización para el uso de cookies.

Puedes modificar la configuración de tu acceso a la página web. Debes saber que es posible eliminar las cookies o impedir que se registre esta información en tu equipo en cualquier momento mediante la modificación de los parámetros de configuración de tu navegador:

Configuración de cookies de Internet Explorer

Configuración de cookies de Firefox

Configuración de cookies de Google Chrome

Configuración de cookies de Safari

Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas no es titular ni patrocina los enlaces indicados anteriormente, por lo que no asume responsabilidad alguna sobre su contenido ni sobre su actualización.

El usuario puede revocar su consentimiento para el uso de cookies en su navegador a través de los siguientes enlaces:

Addthis: http://www.addthis.com/privacy/opt-out

Google Analytics: https://tools.google.com/dlpage/gaoptout?hl=None

Google, Twitter, Facebook y Disqus: A través de los ajustes de cada navegador más arriba indicados para la desactivación o eliminación de cookies.