Las relaciones en los pueblos con el vecindario vacacional

María del Mar MARTÍN MARTÍN

desequilibrios

El crudo invierno ha pasado y pasear por muchos de los pequeños pueblos de Castilla en estos días, especialmente de lunes a viernes, es encontrarte con las casas del pueblo en su mayoría cerradas a cal y canto, las calles desiertas y sus parajes solitarios. Los ruidos propios de la naturaleza son los pocos que interrumpen la cotidianidad del silencio. Todo parece estático, pero no es así, de vez en cuando y a lo largo del día se van sucediendo diferentes acontecimientos, el paso de un tractor, algún coche que va y viene a trabajar, los camiones de la venta ambulante, el pescadero, el panadero, la carnicera, el frutero, el de los congelados... la médica que viene a pasar la consulta, el cura a decir la misa, el secretario del Ayuntamiento, el autobús del colegio... Y por las tardes, las aulas de cultura, las manualidades, la gimnasia o alguna otra actividad esporádica. Al final de la tarde, un rato en el bar del pueblo, a compartir una buena conversación de fútbol, de política, del tiempo, o de lo acontecido a lo largo del día. Siempre hay algo que se mueve por imperceptible que parezca.

Todo transcurre sin prisas, las personas más mayores son las que menos actividad generan y en algunos casos las que más acusan esta sensación de soledad; las más jóvenes aún en activo, no paran con sus actividades agrícolas, ganaderas, turísticas, etc. Las niñas y niños pasan el día en los centros educativos, colegios e institutos y completan el día con actividades extraescolares en las poblaciones más grandes, donde pasan muchas horas.


     Cuando nos vamos adaptando, todo se esfuma al ritmo de las despedidas, los coches se van de vuelta a la capital y las bicis se guardan hasta el verano.  

Hoy solo somos unas pocas, diez, treinta, cincuenta, cien pobladoras, y, de repente, en un instante, de la noche a la mañana, y no es metafórico, nos multiplicamos hasta casi por diez. La llegada de la Semana Santa a la salida del invierno moviliza a muchas personas y familias que quieren pasar estos días en sus lugares de origen y vuelven al pueblo, a relajarse y huir del mundanal ruido de la gran ciudad.

Esos días, la escasa población de los pueblos nos convertimos y nos sentimos anfitriones pues nos gusta acoger a quienes han llegado a pasar unos días; en definitiva son nuestros primos, hermanas, hijos, las amistades de la infancia, y también nos apetece cambiar un poco el ritmo cotidiano.

En un pestañeo, las puertas y ventanas de las casas del pueblo se empiezan abrir y el aire se carga de nuevos sonidos: los coches que van y vienen, la chiquillería y sus gritos jugando por la calle y sus bicis circulando o tiradas en cualquier rincón, las voces, los saludos...

En pocos días se pretende hacer muchas cosas, el ritmo se acelera, hay que pasear, hay que preparar cenas y encuentros, hay que hacer juegos infantiles, hay que organizar las fiestas del verano, la reunión de la asociación, las misas, las procesiones. Y sobre todo tenemos que escuchar cuáles son las maravillas de nuestros pueblos y qué debemos hacer para mejorarlos, ponerlos más bonitos, más acogedores; muchas recetas mágicas, pero pocas soluciones reales.

Nuestra labor de anfitrionas esos días nos impide seguir con nuestra dinámica habitual. Si todos los días te juntas con tu vecina, con las amistades del pueblo de al lado, con las madres de los compañeros de tus hijos, hoy quien te requiere es este nuevo "vecindario temporal de tu pueblo". Han llegado con unas ganas locas de relajarse y pasar unos días de tranquilidad, y casi sin que nos demos cuenta nos imprimen su dinámica, su ritmo, de manera que nuestra actividad deja de tener importancia y pasa a un segundo plano.

Pero igual que empezó, en unos instantes termina. Cuando nos vamos adaptando, todo se esfuma al ritmo de las despedidas, los coches se van de vuelta a la capital y las bicis se guardan hasta el verano. Todo vuelve a la normalidad.

Esos cuatro días de Semana Santa son los de mayor concentración de personas en los pueblos y, sobre todo a las personas más mayores, les recuerda a su infancia cuando había tanta vida en la calle, y se preguntan por qué no puede volver a ser así. Las personas del pueblo y de los pueblos cercanos que tienen negocio han llenado sus cajas y esto les permite hacer un balance medio con los meses del invierno.

Volverán momentos similares, pero ¿seremos capaces algún día de equilibrar estos desequilibrios?

Todo esto nos debe llevar a una reflexión profunda sobre el modelo de ocupación territorial que hemos construido en los últimos 50 años y que no podremos mantener. Debemos ir en sentido contrario, recomponiendo y cambiando la relación rural-urbano hacia un modelo más equilibrado con nuestro medio y para las personas.

Mª del Mar Martín Martín
CODINSE. Pobladora de Campo de San Pedro - Segovia
 


Esperamos que este artículo te haya resultado interesante. Agradecemos tu apoyo

blog comments powered by Disqus

Utilizamos cookies para mejorar tu experiencia al navegar por la web.

Si continúas navegando, aceptas su uso. Saber más

Acepto
El sitio web de la revista Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas (www.soberaniaalimentaria.info) utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por nuestra web. Estamos haciendo todo lo posible por facilitar el uso de dichas cookies, así como su gestión y control al utilizar nuestros servicios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene un pedido de compra.

¿Cómo utiliza Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas las cookies?

Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas tan solo utilizará las cookies que nos dejes utilizar. Tan solo leeremos o escribiremos cookies acerca de tus preferencias. Aquellas que hayan sido instaladas antes de modificar la configuración permanecerán en tu ordenador y podrás borrarlas haciendo uso de las opciones de configuración de tu navegador. Podrás encontrar más información al respecto más adelante.

1. Cookies propias

Se trata de cookies técnicas que recogen información sobre cómo utiliza el sitio web (por ejemplo, las páginas que visitas o si se produce algún error) y que también ayudan a Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas a la localización y solución de problemas del sitio web. Las cookies técnicas son imprescindibles y estrictamente necesarias para el correcto funcionamiento de un portal web y la utilización de las diferentes opciones y servicios que ofrece. Por ejemplo, las que sirven para el mantenimiento de la sesión, la gestión del tiempo de respuesta, rendimiento o validación de opciones.

Toda la información recogida en las mismas es totalmente anónima y nos ayuda a entender cómo funciona nuestro sitio, realizando las mejoras oportunas para facilitar su navegación.

Dichas cookies permitirán:

  • Que navegues por el sitio.
  • Que www.soberaniaalimentaria.info recompile información sobre cómo utilizas la página web, para así entender la usabilidad del sitio, y ayudarnos a implementar las mejoras necesarias. Estas cookies no recogerán ninguna información sobre ti que pueda ser usada con fines publicitarios, o información acerca de tus preferencias (tales como sus datos de usuario) más allá de esa visita en particular.
Si tienes dudas o quieres hacernos alguna pregunta respecto de las cookies que utilizamos, puedes remitirnos tu consulta al correo electrónico info@soberaniaalimentaria.info

2. Cookies de terceros

Existe una serie de proveedores que establecen las cookies con el fin de proporcionar determinados servicios. Podrás utilizar las herramientas de estos para restringir el uso de estas cookies. La siguiente lista muestra las cookies que se establecen en la página web www.soberaniaalimentaria.info por parte de terceros, los fines para los que se utilizan y los enlaces a páginas web donde se puede encontrar más información sobre las cookies:

·       Cookies analíticas:

Las cookies de Google Analytics se utilizan con el fin de analizar y medir cómo los visitantes usan este sitio web. La información sirve para elaborar informes que permiten mejorar este sitio. Estas cookies recopilan información en forma anónima, incluyendo el número de visitantes al sitio, cómo han llegado al mismo y las páginas que visitó mientras navegaba en nuestro sitio web.

http://www.google.com/intl/es/policies/privacy        

·       Cookies técnicas:

AddThis es una empresa tecnológica que permite a los sitios web y a sus usuarios compartir fácilmente el contenido con los demás, a través de iconos de intercambio y de los destinos de bookmarking social. Las cookies AddThis se utilizan con el fin de habilitar el contenido para ser compartido. AddThis también se utiliza para recopilar información sobre cómo se comparte contenido del sitio web. Las cookies ayudan a identificar de forma única a un usuario (aunque no de forma personal, sino en cuanto a dirección) para no repetir tareas dentro de un periodo de tiempo especificado.

http://www.addthis.com/privacy

Disqus es un servicio gratuito que permite añadir comentarios a diferentes elementos de este sitio web. Disqus guarda en cookies tu identificación anterior en este sitio web o en otro para que no sea necesario iniciar sesión cada vez que utilices el mismo navegador.

https://help.disqus.com/customer/portal/articles/466259-privacy-policy

Cómo desactivar las cookies

Para cumplir con la legislación vigente, tenemos que pedir tu permiso para gestionar cookies. En el caso de seguir navegando por nuestro sitio web sin denegar su autorización implica que aceptas su uso.

Ten en cuenta que si rechazas o borras las cookies de navegación algunas características de las páginas no estarán operativas y cada vez que vayas a navegar por nuestra web tendremos que solicitarte de nuevo tu autorización para el uso de cookies.

Puedes modificar la configuración de tu acceso a la página web. Debes saber que es posible eliminar las cookies o impedir que se registre esta información en tu equipo en cualquier momento mediante la modificación de los parámetros de configuración de tu navegador:

Configuración de cookies de Internet Explorer

Configuración de cookies de Firefox

Configuración de cookies de Google Chrome

Configuración de cookies de Safari

Soberanía Alimentaria, Biodiversidad y Culturas no es titular ni patrocina los enlaces indicados anteriormente, por lo que no asume responsabilidad alguna sobre su contenido ni sobre su actualización.

El usuario puede revocar su consentimiento para el uso de cookies en su navegador a través de los siguientes enlaces:

Addthis: http://www.addthis.com/privacy/opt-out

Google Analytics: https://tools.google.com/dlpage/gaoptout?hl=None

Google, Twitter, Facebook y Disqus: A través de los ajustes de cada navegador más arriba indicados para la desactivación o eliminación de cookies.